lunes, marzo 13, 2017

No aparece funcionario raptado en Zihuatanejo



Este domingo se cumplieron ocho días de que un grupo fuertemente armado privó de su libertad al delegado de Gobierno en la Costa Grande, Julio César Vargas Calvo, y a pesar de que se inició un operativo entre el Ejército y la Policía del Estado para tratar de dar con su paradero, aún no ha habido éxito.
El funcionario estatal habría sido privado de su libertad por un grupo de hombres fuertemente armados la noche del pasado domingo 5 de marzo, en Zihuatanejo.
El vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, el lunes pasado dijo que al tener conocimiento de la desaparición de este servidor público, "se desplegó un amplio operativo del Ejército y la Policía del Estado para rastrear, localizar y recuperarlo".
Dio a conocer que hasta las 7 de la mañana de ese lunes el operativo "todavía no tenían resultado, pero que continuaba, y que el funcionario “estaba dedicado a asuntos de carácter personal, pero eso no significa que deje de ostentar esa responsabilidad como delegado de gobierno".
Vargas Calvo también fue delegado del Registro Público de la Propiedad (RPP) en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, e incluso participó en el proceso de entrega de Notarías Públicas en las que concursaron varios abogados e hijos de notarios de la entidad.
El delegado de Gobierno en la Costa Grande es hijo de Francisco Vargas Nájera, notario público número 2 de Zihuatanejo, y como antecedente está que en junio del 2016 su hermano, Carlos Vargas Escobar, perdió la vida en un enfrentamiento entre presuntos integrantes del crimen organizado y efectivos militares en Zihuatanejo. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: