jueves, marzo 02, 2017

Por la basura soy el más preocupado, pero no puedo ser el alcalde: Astudillo



El gobernador Héctor Astudillo Flores fue muy parco al manifestar su opinión en cuanto a la problemática que persiste en Chilpancingo, principalmente con relación al asunto de la basura y la incapacidad manifiesta de la primera autoridad en el municipio: “no me gusta lo que veo; soy el más preocupado”.
El mandatario estatal acudió ayer como invitado especial  a la sesión del Grupo Cuicalli, presidido por el empresario capitalino Adolfo Chávez Romero. Ayer volvió a utilizar esa frase que utilizó durante el primer encuentro que sostuvo con los socios e invitados de esta organización de la sociedad civil: “lo que no puedo es ser el presidente municipal”.
En esta reunión celebrada la mañana de ayer, el gobernador Héctor Astudillo Flores no podía evitar ser cuestionado acerca del principal problema que aqueja a la capital del estado: la basura, el cual no evadió, aunque tampoco lo trató a fondo.
Eso sí, dijo que como gobernador ha sido “factor de punta de lanza para tratar de resolver este problema y de eso hay testigos”.
Expresó además consideró que desde su punto de vista “se ha ido tratando de avanzar” en la solución de este problema, es más, destacó que “finalmente estamos encontrando una solución”.
Y agregó: ¿qué ha hecho el gobernador?, pues ayudar políticamente en el tema de Zumpango y ayudar económicamente; al final de cuentas nosotros ayudamos con seis millones de pesos para llevar a cabo las acciones tendientes a solucionar el problema y acabamos de entregar un primer camión recolector de varios que le vamos a entregar a Chilpancingo, para tratar de restablecer la operatividad de la basura”.
Comentó asimismo que el tema de la celda emergente construida en terrenos de Matlalapa, municipio de Tixtla, que fue construida para recibir la basura generada en Chilpancingo, “se quedó sin efecto”, por lo cual la construcción del relleno sanitario regional está orientada hacia Eduardo Neri.
Algo que sí dejó muy en claro es que no le gusta la situación en que está inmersa la capital del estado por el problema de la basura, el cual, puntualizó, es el segundo más grave de Chilpancingo, después de la inseguridad, por lo cual dijo estar “muy preocupado”, aunque dejó debidamente establecido que lo que no puede es ser el presidente municipal. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: