viernes, marzo 10, 2017

“Portamos armas de alto poder porque la delincuencia no trae Biblias”: Plácido



Acapulco Gro.—  El vocero y fundador de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG,) Bruno Plácido Valerio, aclaró que la incursión de la policía ciudadana a La Concepción, en el perímetro de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, no es para la “conquista del territorio” del Consejo
de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (Cecop), sino más bien, para detener a integrantes de la delincuencia que operan en esa zona.
En conferencia de prensa, la tarde de ayer en las oficinas de la Delegación XXV del Sindicato Nacional de Redactares de la Prensa (SNRP), Bruno Plácido justificó el apoderamiento de la zona de los bienes comunales de Cacahuatepec, para combatir las extorsiones, robo de vehículos y de ganado en contra de los habitantes de las comunidades de esa parte de la zona rural de Acapulco.
Respecto de por qué sus policías comunitarios portan armas de grueso calibre exclusivas de las fuerzas armadas, Bruno Plácido respondió que “la delincuencia no anda con la Biblia en la mano o rociando agua bendita por aquí y por allá. Entonces, es claro que debemos enfrentarla con ese tipo de armas”.
Luego afirmó: “Primero entramos a Barra Vieja y hubo detenidos; consensamos con los habitantes de esa zona, por la violación a mujeres, robo de vehículos e incluso en ese rumbo fue secuestrado el alcalde de Copala, precisamente por eso decidimos entrar y asegurar la zona”.
Luego del trabajo de investigación que realizaron en Barra Vieja, descubrieron que había células delincuenciales que operaban en esa zona del lado del mar, con el aval de un comandante de la Policía Federal Sector Caminos, comentó.
El líder de la UPOEG insistió en que su meta no es conquistar territorios como alguno creen, por el contrario, su principal objetivo es “ir por los delincuentes y capturarlos; ya no podemos permitir más robos de vehículos, de ganado, secuestros, extorsiones y violaciones de mujeres en esas comunidades del Acapulco rural”.
“No queremos que la sociedad se confunda; no podemos hablar de territorios como si fuera propiedad de alguien. Buscamos que el concepto comunitario sea un sistema para restablecer la seguridad y erradicar los actos delictivos”, asentó.
“Si estamos aquí es porque la gente lo ha solicitado, no nos vamos a confrontar con nadie, vamos a garantizar la seguridad en las comunidades”, aclaró, y luego dijo que el problema más grave de inseguridad es en la comunidad de Cerro de Piedra, de lo que se deduce que pronto habrá acción de la UPOEG en ese pueblo que también pertenece a Acapulco.
Señaló que si bien es cierto que usan armas de alto poder de fuego, algunas de ellas las han decomisado a la misma delincuencia. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: