viernes, abril 07, 2017

A punta de pistola dirimen pleitos en la Comisión de Atención a Víctimas



*El titular de la Comisión, José Luis Gallegos Peralta,  me echó a la
 calle por la fuerza, denuncia el comisionado Javier Morlet Macho.

Javier Morlet Macho, integrante de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), fue echado de su oficina a punta de pistola y amenazado de muerte por órdenes del presidente de ese organismo público descentralizado, José Luis Gallegos Peralta, contra quien el agraviado, aseguró, presentaría su denuncia
penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE).
Los hechos ocurrieron poco después del medio día jueves en las instalaciones de la CEAV, ubicadas en la calle Gabriel Leyva, número 22, a un costado del Instituto del Deporte en Guerrero (INDEG).
En entrevista con la Agencia de Noticias IRZA, Morlet Macho dijo que sufrió una crisis nerviosa derivado de la amenaza de muerte que recibió por parte de colaboradores de Gallegos Peralta.
Notoriamente nervioso, explicó que se encontraba en la oficina de la también comisionada María Elena Jaimes Martínez, redactando el acta de la sesión que celebraron el miércoles. En esos momentos fue abordado por Gallegos Peralta, quien le exigió que abandonara la oficina, al señalarle que él y la comisionada Jaimes Martínez ya no estaban en funciones.
“Le dije que no, que había que esperar a que la comisionada Jaimes entregara formalmente todos los elementos materiales que se le habían asignado para poder disponer de ellos; que era cuestión de tres días”, dijo.
“Él se enojó y me dijo que no; golpeó con la mano el escritorio donde estábamos sentados, alzó la voz y a gritos me pidió que me saliera”, narró.
Pero al ignorar la orden del comisionado, agregó Morlet, aquel ordenó a tres hombres, entre ellos a su chofer, a quien identificó como Jairo –mismos que no han sido contratados formalmente por la CEAV- que lo sacaran por la fuerza. “A empujones me quisieron sacar de allí”, aseguró.
“Me resistí. Les dije que no tenían ningún derecho. Entonces el comisionado ordenó: ‘sáquenlo a como dé lugar”, dijo Morlet.
Javier Morlet comentó que pese a los empujones y a una “llave de lucha” que le hicieron, se resistía, y que por eso “el señor Jairo sacó una pistola, cortó cartucho y me la puso enfrente y me amenazó que me iba a matar, que yo era una basura, que era un puerco, que saliera de la oficina”.
“Al ver la pistola decidí ya no poner resistencia y (Gallegos Peralta) me fue llevando hasta la salida de la oficina. Me dio miedo, me asusté mucho,  no había nadie que me auxiliara porque había unas mujeres secretarias que les dio mucho miedo”, contó.
-¿A qué se debe esta situación? ¿Hay un origen?- se le preguntó.
-“El comisionado ha querido tomar el control absoluto de la Comisión de Víctimas. No ha respetado la existencia del pleno, ha desacatado todas las peticiones que le hemos hecho para sesionar y tomar decisiones como debe de ser”, indicó.
Agregó que el presidente de la CEAV toma decisiones unilaterales y que “ha cometido muchos errores, irregularidades e ilegalidades”, entre ellas la contratación ilegal de personal, compra de materiales, coches de lujo para su uso personal y renta (innecesaria) de oficinas para la Comisión.
Sostuvo que todas esas acciones ya fueron notificadas al Congreso local, a la Secretaría General de Gobierno y a la Oficina del gobernador Héctor Astudillo Flores, para que actúen en consecuencia, porque “las exigencias y comportamientos del comisionado ya están pasando de lo normal”.
Expresó que no es la primera vez que María Elena Jaimes Martínez y él sufren ataques directos y amenazas de Gallegos Peralta, y que “desafortunadamente nadie nos hizo caso, y hoy fui objeto de esa agresión”.
Los comisionados de Atención a Víctimas José Luis Gallegos Peralta, Javier Morlet Macho y Martha Elba Garzón Bernal fueron designados el viernes 15 de enero del 2016 por el pleno del Congreso local; días después Garzón renunció al cargo y una semana más tarde el Poder Legislativo nombró en su lugar a la académica María Elena Jaimes Martínez, quien recientemente renunció para irse como sub secretaria de la Mujer.
Morlet Macho dijo que no puede violentarse el debido Estado de Derecho y mucho menos que empleados de una oficina utilicen la fuerza para hacer valer su voluntad.
“Somos las autoridades las que tenemos que poner el ejemplo y no puede un funcionario romperlo y abusar del poder de esa manera violenta como lo hizo el licenciado Gallegos, poner en riesgo la vida, no sólo la mía, sino que el arma podría haber lesionado a otras personas, porque había muchas personas alrededor observando”, indicó.
Después de ser echado a punta de pistola de las oficinas del CEAV y amenazado de muerte, Javier Morlet Macho se fue a refugiar a la Secretaría General de Gobierno en el Palacio, donde por la crisis nerviosa que sufrió fue atendido por personal médico.
Fuentes consultadas sobre el incidente, informaron que el comisionado Gallegos Peralta no desempeña correctamente sus funciones, que abusa de su autoridad, de los recursos de la Comisión y que mantiene un rezago incalculable de casos sin resolver.
Morlet Macho presentó la tarde de este jueves su denuncia de hechos en la Fiscalía General del Estado, en donde se abrió la Carpeta de investigación número 12020060400010060417, por los delitos de amenazas de muerte, abuso de autoridad y lo que resulte. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: