martes, abril 18, 2017

Astudillo y Ruiz Esparza ponen en operación el Macrotúnel



*Es el túnel más largo de México y está a la altura de Europa y Estados Unidos; unirá al Acapulco Dorado y Diamante en 3 minutos

Acapulco.— Entró en operaciones el Macrotúnel, mismo que unirá al Acapulco Dorado con el Diamante en tres minutos, además de que acerca a los núcleos poblacionales de El Coloso, Cayaco y la Colosio, el gobernador Héctor Astudillo Flores y el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruíz
Esparza, dieron el banderazo de apertura de esta importante vía de comunicación y el túnel más largo de México.
En un evento realizado a la entrada de la Caseta de Cayaco, el mandatario estatal destacó que "es una obra que vale la pena hasta conocerla, es el túnel más largo del país, 3 kilómetros 155 metros. Se recorre en muy poco tiempo, atraviesa Acapulco por esta gran montaña, tiene cosas muy modernas y bueno como gobernador yo estoy muy contento y estimulado, porque hace poco más de un año y medio estaba lleno de problemas y ya salió adelante".
El Ejecutivo guerrerense, expresó su agradecimiento a la empresa Grupo Ideal por continuar con el proyecto pese a los problemas que tenía, por ello Acapulco está de beneplácito por esta magna obra.
Astudillo Flores, destacó que el Macrotúnel le dará al puerto una nueva alternativa y acercará en poco tiempo a las zonas de El Coloso, Cayaco y la Colosio con el área de Icacos, así como la zona turística del Acapulco Dorado con la del Acapulco Diamante.
El gobernador subrayó que con la ingeniería empleada en la construcción del Macrotúnel, se podrá aprovechar las filtraciones de agua para ser captadas y canalizadas para su uso doméstico. De igual manera, se aprovechó para la introducción de la red hidráulica que traerá agua de Lomas de Chapultepec, beneficiando a miles de familias acapulqueñas.
Durante su intervención, Gerardo Ruíz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transporte, manifestó esta obra no es producto de la casualidad sino de una estrategia, de la negociación y fue plenamente planeada con la administración de Héctor Astudillo.
Ruíz Esparza, mencionó que "hoy estamos aquí poniendo en marcha el Macrotúnel que la empresa ideal construyó, fue un gran reto; tres carriles, uno de ellos reversible para cambiarle el sentido según lo demande el tránsito del área del Acapulco Diamante a Icacos o viceversa".
El titular de la SCT, agregó que antes Acapulco era un punto de referencia internacional, pero ahora esta nueva infraestructura urbana le va dar una nueva imagen al puerto a nivel nacional y mundial de nueva cuenta. El Macrotúnel, magna obra de 3 mil 800 millones de pesos de inversión privada y federal,  moderniza la comunicación entre las zonas Dorada y Diamante de este puerto turístico, disminuyendo el tiempo de traslado de una hora a sólo 3 minutos.
El funcionario federal, adelantó que hay otras obras importantes que se irán entregando en los próximos meses, como son "El Libramiento Poniente" que comunicará a este puerto con la Costa Grande sin pasar por los pueblos hasta Zihuatanejo en agosto próximo, la nueva terminal aérea de Acapulco a principios del año 2018, entre otras".
El gobernador Héctor Astudillo y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, realizaron la compra simbólica del primer boleto de acceso con un valor de 30 pesos a residentes y 55 a foráneos, para realizar el primer recorrido de esta vía subterránea de 3.2 kilómetros construida con una inversión total de 3 mil 800 millones de pesos, con mano de obra acapulqueña e ingeniería guerrerense.

DATOS DEL MACROTÚNEL

Por otra parte, Javier Taja Ramírez, director general de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Gobierno del Estado (CICAEG), al dar detalles técnicos de la obra del Macrotúnel dijo que está construido en dos etapas, la primera incluye el Distribuidor Vial Brisamar, Macrotúnel y el Distribuidor Vial Cayaco con una inversión de 2 mil 138 millones de pesos y la segunda etapa consta del viaducto elevado que comunicará al Distribuidor Vial Cayaco con el Viaducto Diamante con un costo de 850 millones de pesos, más el pago de derecho de vía, administración y supervisión, el proyecto tiene una inversión total de 3 mil 800 millones de pesos. Consta de 3.2 kilómetros bajo tierra y su carpeta de rodamiento total de 3.6 kilómetros, desde sus conexiones en Joyas de Brisamar al Cayaco.
Taja Ramírez, señaló que se realizaron trabajos de introducción de agua potable de 24 pulgadas para conducir por gravedad el vital líquido del Lomas de Chapultepec, con lo que se elimina el bombear el vital líquido por la avenida Escénica y el alto costo de energía eléctrica para su operación, un importante ahorro para la administración municipal. Además, se introdujo una red hidráulica de 10 pulgadas que capta agua de filtraciones del túnel con un aforo de 30 litros por segundo.
Asimismo, el titular de CICAEG, detalló que el Macrotúnel cuenta con 72 cámaras de vigilancia, sistema contra incendios, 14 ventiladores, centro de control, entre otros equipos, pero lo más importante a destacar es que no se registró ninguna pérdida humana.
El Macrotúnel cuenta con todas las medidas de seguridad, incluso para resistir sismos superiores a 8 grados en escala Richter y es una obra de primer mundo para Acapulco.
En su momento, Carlos Facha Lara, director general Jurídico del Grupo Ideal, concesionario del Macrotúnel, dio la explicación del total de los materiales usados en la obra del Macrotúnel: En el entronque Brisamar se utilizaron 1 mil 184 toneladas de placas de acero, 11 mil  24 metros cúbicos de concreto y 962 toneladas de acero de refuerzo. Agregó, Facha Lara, que para la construcción del entronque Cayaco se utilizó 375 mil 964 metros cúbicos de conformación de terraplén, 364 toneladas de acero de refuerzo y 4 mil 970 metros cúbicos de concreto.
Por otro lado, el director Jurídico de Grupo Ideal,  precisó que esta vía cuenta con las normativas internacionales en seguridad que rigen en Estados Unidos y Europa, además cuenta con megafonía, señalización, iluminación de sistema LED, sistema contra incendios y sistemas de alarmas automáticas en caso de siniestros para alertar a automovilistas, así como bahías de resguardo, sistema de señal de telefonía para no perder comunicación, entre otros funcionamientos modernos.
“De parte de las constructoras que represento, muchas gracias gobernador por su apoyo y sin lugar a dudas, sin su apoyo esta obra ni se hubiera logrado”, expresó Facha Lara, representante del empresario Carlos Slim.

OTROS PUNTOS IMPORTANTES DE LA OBRA

Inició el 6 de junio de 2013 y entró en operación este 16 de abril del 2017.
Será operado —bajo un esquema de cuota similar al Maxitúnel que es administrado por Grupo ICA desde 1996— por la empresa de Carlos Slim Helú durante 30 años. Después de esa fecha pasará a ser administrado por el gobierno del estado.
La primera etapa de esta vía corresponde a los entronques Brisamar y Cayaco. Será hasta en junio de 2017 cuando sea culminado el viaducto elevado Cayaco-Diamante y con ello su terminación al 100 por ciento del proyecto de la obra del Macrotúnel.

No hay comentarios.: