lunes, abril 17, 2017

El pozo de “Las Cuevitas”, alternativa ante la incapacidad del Ayuntamiento de MAL



Como una alternativa para enfrentar el problema de la escasez de agua que se vive en Chilpancingo, habitantes del oriente de la ciudad han cuidado y ofrendado al pozo y lavaderos que se encuentra en la barranca de Las Cuevitas, mismo que aún en las peores temporadas de estiaje, tiene un nivel aceptable del
vital líquido y cualquier persona puede hacer uso, con la única condición de que no desperdicie el vital líquido.
Doña Angelina Telumbre Terrero, quien se ha convertido en la guardián de este pozo de agua, indicó que ya iniciaron los preparativos para que el tres de mayo se haga la tradicional ofrenda en la que se danza alrededor del manantial y los varones entrarán a depositar copas de mezcal para agradecer a la Santa Cruz las bendiciones que ha dado para que el agua siga fluyendo.
La mujer indicó que no hay un registro de cuándo se construyó el pozo, sin embargo si existe en el anecdotario que cuando se construyó la carretera a Tixtla, la maquinaria tiró la tierra en la barranca generando que el pozo se tapara.
“Mi padre Telumbre, mis hermanos y otras personas de San mateo vinieron por muchos días a escarbar, sacar cubetas de lodo y finalmente lograron rescatar el pozo de agua, eso fue hace como 60 años, después hace aproximadamente 30, logramos construir los lavaderos que vinieron a sustituir las piedras que estaban un poco más debajo de la barranca”.
Del pozo de agua se abastecen personas del barrio de San Mateo y colonias cercanas que históricamente han acudido para sacar agua y llevarla en cubetas o bules hasta sus casas, pues en esta temporada en que la Capach es ineficiente para ofrecer el servicio, las familias saben que pueden ir por el agua a ese lugar.
La mujer indicó que a las personas que acuden a lavar, se les pide una cooperación de 7 pesos, con lo que pueden hacer uso de toda el agua que necesiten para lavar su ropa con la única condición de que la utilicen de manera adecuada, es decir que no se desperdicie ni se juegue con ella.
El pozo de la barranca Las Cuevitas se mantiene sólo con la aportación de quienes acuden a él buscando el vital líquido, pues no reciben ningún tipo de apoyo gubernamental y son los propios usuarios quienes, con sus cooperaciones, solventan los gastos de energía eléctrica para el uso de la bomba que permite llenar el tanque, así como las reparaciones que todo el tiempo se requieren. (Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: