jueves, abril 27, 2017

En Tulimán CDI dejó a medias la obra de agua; buscan llevar caso a la ONU



Habitantes de la comunidad indígena Nahuatl de Tulimán, perteneciente al municipio de Huitzuco de los Figueroa, anunciaron que buscarán presentar su caso de falta de acceso al agua potable al Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para este tema, que estará en México del 2 al 12 de
mayo, ya que a pesar de la obra de infraestructura que se les construyó, sus más de nueve mil habitantes todavía tienen que acarrear agua en mulas desde pequeños manantiales.
En los últimos años, el pueblo de Tuliman realizaron gestiones ante todos los órdenes de gobierno para que se les construyera un sistema de agua potable que beneficiara a toda la población, con lo cual lograron que el gobierno federal, a través de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) asignara 22 millones de pesos, con los que se construiría la red de agua, pero aun cuando el dinero se gastó, la obra quedó inconclusa y se está deteriorando.
Víctor Montes Brígido, quien es el presidente del Comité de Agua Potable de Tulimán, señaló que la obra que realizó una empresa originaria del estado de Hidalgo no fue concluida y la parte que se hizo se está cayendo a pedazos, “por eso nos negamos a firmar el documento de conclusión de obra, porque no podemos recibirla en las condiciones que se encuentra”.
Refirió que de entrada hace falta el cárcamo de captación que se había ofrecido instalar en el río Mezcala, ahí se supone que habría una especie de filtros para mejor la calidad del agua, sin embargo sólo metieron el tubo al río.
Después se colocaron tres sistemas de rebombeo pero estos no han podido ser llenados porque no hay el sistema del cárcamo principal, por lo que los tanques se encuentran secos y por la resequedad se teme que se fracturen.
Por otra parte, los atraques que se pusieron para sostener la tubería se han estrellado y desplazado con lo que se presume que en cualquier momento podría derrumbarse todo el sistema.
“En Tulimán ha sido una demanda ancestral, poder tener agua en la población, pues actualmente nos abastecemos de manantiales que se encuentran fuera del pueblo y tenemos que acarrear el agua en bestias o vehículos, pero para hacerlo hay que hacer cola en el pozo”.
Destacó que la obra que se realizó, más que tratar de ayudar al pueblo fue una forma de justificar el uso de recursos para que se beneficiaran, pues el entonces delegado contrató a la empresa foránea, “Arqui-Ingeniería con Sustento Galán S.A. de C.V”, obvio para que le dieran su diezmo, además de que cuando llegaron ni siquiera conocían el proyecto y realizaron cosas que complicaron sus propio trabajo.
“En el 2004 vinieron ingenieros del Politécnico Nacional y nos realizaron un estudio hidrológico y un anteproyecto de obra para que el agua pudiera abastecerse de fuentes subterráneas que se encuentran cerca de la población, pero la CDI decidió hacer la obra difícil y traer el agua de 19.6 kilómetros de distancia y desde el río”.
La comunidad de Tulimán es un sentamiento prehispánico en el que existen vestigio de la cultura Mezcala, de tal forma que son miles de años que han subsistido trayendo agua de pequeños manantiales y ahora que habían logrado recursos para una obra de agua potable el dinero fue malversado y los trabajos abandonados sin que se concluyeran, de tal manera que su demanda histórica de tener acceso al agua seguirá vigente por mucho tiempo.
Indicó que como caso irónico, en el informe del censo del INEGI, se establece que en la comunidad De Tulimán 200 de los 9 mil habitantes tienen acceso al agua potable, pero eso es imposible porque en la población nunca ha habido tuberías.

VISITA DEL RELATOR

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos al agua y el saneamiento, Leo Heller, visitará México del 2 al 12 de mayo para recopilar información y testimonios con el fin de evaluar la disponibilidad, la accesibilidad, la asequibilidad y la calidad del agua potable y del saneamiento en el país.
En su visita pondrá interés especial en grupos de personas que viven en situación de vulnerabilidad, incluidas las poblaciones indígenas, los migrantes, las personas en situación de pobreza, la población rural y las que viven en asentamientos informales.
Al final de su visita de once días, el Relator Especial compartirá sus conclusiones preliminares en una conferencia de prensa y con posterioridad, en el mes de septiembre, presentará el informe completo de sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos.
Por ello, los pobladores de Tulimán buscarán tener un espacio en la agenda del relator para exponerle la difícil situación que viven en esta localidad por la escasez del vital líquido y por la corrupción que ha permitido a una empresa dejar inconclusa la obra. (Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: