martes, abril 18, 2017

Fortuito el secuestro del edil de Alcozauca



El alcalde de Alcozauca, Nicolás Diego Herrera, quien permaneció tres días secuestrado por un grupo delincuencial que opera en las cercanías de Olinalá, aseguró que no se pagó ningún rescate por su liberación, pues sus captores lo soltaron ante la presión que significaba el dispositivo de seguridad que se montó para
localizarlo.
El edil ofreció ayer una conferencia de prensa para relatar los detalles de lo que ocurrió el pasado viernes en las cercanías de Olinalá a donde se dirigía para participar en una fiesta con su homólogo olinalteco: “yo viajaba con mi familia y dos hombres encapuchados me cerraron el paso después me llevaron a un lugar en el que me tuvieron sin comer hasta que me soltaron”.
El edil fue liberado la madrugada del domingo en las inmediaciones del municipio de Olinalá, cerca de la comunidad de Temalacatzingo, y dijo que sus captores no lo golpearon ni maltrataron, sólo que no le dieron de comer porque no había, “el primer día me dieron dos pedazos de tostada con atún y eso fue todo”.
Destacó que el secuestro no fue dirigido a su persona, sino que fue fortuito que él pasara cerca de los delincuentes, ya que en un primer momento sus captores, ni siquiera sabían que se trataba de un presidente municipal, puesto que se identificó como transportista, “me dijeron que lo que les interesaba era la lana, seguimos subiendo la carretera, me taparon la cara con el gorro de una sudadera  y ya no pude darme cuenta de a donde me condujeron”.
Explicó que en los días que estuvo ausente, el gobernador y el secretario general de Gobierno, se comunicaron con su esposa y le ofrecieron toda la ayuda que fuera posible para lograr mi liberación, también se que se desplegó un operativo de búsqueda que estuvo cerca del sitio donde me tenían, por eso los delincuentes se preocuparon.
—“Por qué no nos dijiste que eras presidente, te hubiéramos dejado ir porque no queremos problemas y ve andan muchas patrullas por aquí”, le dijeron.

NO ACEPTARÉ SEGURIDAD PERSONAL

Nicolás Diego Herrera señaló que el percance que tuvo este fin de semana no lo obligará a cambiar su ritmo de vida, ni tomará elementos de la policía para su seguridad personal, pues desde el día que tomó la decisión de postularse como alcalde sabía que esto conlleva riesgos y tiene que asumirlos, y no se puede destinar la seguridad para una sola persona cuando se necesita para todo el municipio.
Dijo que Alcozauca cuenta sólo con 40 elementos de la policía municipal y se tiene un parque vehicular muy deteriorado, por ello en la reunión que ha solicitado tener con el gobernador le pedirá no que le dé personal para su cuidado, pero si para que vigilen los caminos de su municipio.
“Yo seguiré viajando sólo con las personas que me ayudan con temas administrativos, pero no con seguridad”. (Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: