lunes, abril 17, 2017

Marco Leyva es un “ecoloco”, expresan chilpancingueños



El gobierno municipal que encabeza Marco Antonio Leyva (MAL) inició desde hace una semana un ecocidio en esta capital al permitir u ordenar que se cortaran árboles en la avenida Gobernadores, en el parque deportivo del ISSSPEG y la poda, al grado de dejar sólo troncos de árboles a un costado del río
Huacapa, mientras que los árboles secos que representan un peligro no son tocados.
En la avenida Gobernadores, a un costado de la residencia oficial Casa Guerrero fueron derribados en la vía pública dos árboles que aún se encontraban frondosos, otros dos fueron tirados en el interior del parque del ISSSSEG, que se ubica en la esquina que forman la calle Madero y el paseo Alejandro Cervantes Delgado, estos últimos debido a que se realizan modificaciones a la construcción.
Lo que llama la atención es la forma grotesca en que se realizó la poda de árboles en la orilla del río Huacapa, a la altura del zoológico Zoochilpan, donde al menos cinco ejemplares fueron desramados al grado de dejar sólo los troncos, sin una sola hoja verde, lo que sin duda pone en riesgo la vida de estos ejemplares.
Los árboles que fueron cruelmente desramados al costado del río Huacapa no estorban, pues la mayoría de su follaje se orienta sobre el espacio del río y en la misma línea se encuentran decenas de árboles más, mismos que no fueron tocados.
Además en la misma línea del río Huacapa apenas unos 50 metros de distancia, frente a la gasolinera Cuicalli, se encuentra un árbol completamente seco, mismo que podría caerse sobre los vehículos, sin embargo este no fue retirado, los empelados se encargaron de atacar exclusivamente árboles vivos, árboles con follaje verde, que ofrecían buena sombra y los redujeron a troncos.
Cabe señalar que el gobierno municipal en meses pasados arrancó árboles que se encontraba en la avenida Alemán, mismos que supuestamente llevó a sembrar a otros espacios de la ciudad, sin embargo existen evidencias documentadas que por falta de cuidados muchos de esos árboles se secaron.
En el centro de la ciudad justo atrás del edificio Álvarez otro grupo de árboles fueron podados y aunque también fue exagerada la forma en que los desramaron, les dejaron parte de sus hojas.
Personas entrevistadas en las cercanías del sitio donde se dañaron los árboles, indicaron que esta acción sólo podía hacerla un presidente que actúa como el “ecoloco”, ya que “tiene la ciudad llena de basura por todos lados, no distribuye el agua para que la gente pueda asearse y ahora resulta que también le gusta asesinar plantas, díganme si no actúa igualito que el ecoloco”, indicó una mujer quien sólo dijo llamarse Olivia, pero no quiso dar sus apellidos. (Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: