viernes, abril 14, 2017

Una burla al usuario el programa de pipas gratuitas de la Alcaldía



Habitantes de colonias populares que durante meses no han tenido abasto de agua debido a la ineficiencia podrán solicitar que les lleven el vital líquido en pipas gratuitas, sin embargo la cantidad de agua que les dotan a cada vivienda es el equivalente a medio tinaco, que en el caso de que sólo una persona fuera la que
la utilizara le alcanzaría para tres días.
De acuerdo con personas que recibieron abasto hace unos días en sus hogares de la calle Belisario Domínguez del barrio de San Mateo, el que les hayan enviado una pipa lejos de ser un aliciente fue un insulto y generó más enojo de la población, pues desde hace más de un mes que no les cae una gota de agua en sus tuberías y ahora les mandan sólo una pipa ara toda la calle.
“Colocaron la manguera y le contaban dos minutos, lo que pudiera llenarse, en mi caso ni siquiera un tinaco se alcanzó a llenar”.
La distribución de agua en pipa ocasionó molestia de los vecinos porque incluso no estaban siendo parejos en la distribución, había casas en las que tocaban para darles el líquido, pero en otras se pasaban de liso sin avisarles, hasta que los propios vecinos armaron una brigada para estar en cada puerta y exigir que todos recibieran el vital líquido.
Además obligaron al camionero a que repartiera toda el agua que traía, pues pretendían sólo repartir una parte y llevar el resto a otro lugar.
“Lamentablemente el agua que trajeron sólo alcanza para uno o dos días, mientras que en las llaves hace más de u mes que no cae y de acuerdo con lo que nos dijeron en la CAPACH no caerá agua hasta dentro de otro mes que empiecen las lluvias”, dijo uno de los vecinos.
El programa de agua en pipas se puso en marcha la semana pasada y con él se pretende abastecer a colonias marginales que sufren por la escasez sin embargo el desabasto ha llegado a niveles tales, que el programa se está usando en calles del centro de la ciudad, y en los barrios tradicionales como este caso en el de San Mateo. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: