sábado, mayo 13, 2017

Arde Tierra Caliente tras entrada de operativo de seguridad a Totolapan



*Tras el cruento enfrentamiento en La Gavia, los bloqueos e
incendios de vehículos se dieron en gran parte de esa región

Ciudad Altamirano, Gro.— Como una reacción por el ingreso del operativo de seguridad a San Miguel Totolapan, tras el enfrentamiento en la comunidad de La Gavia que dejó un saldo de ocho muertos, y en exigencia de la permanencia de la Policía Comunitaria del Movimiento por la Paz en ese municipio, se
registraron por lo menos diez bloqueos en la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, tramo Arcelia-Ciudad Altamirano, donde también fueron incendiados por lo menos diez vehículos en esa vía de comunicación.
A la 1:40 de la tarde de ayer, después de horas de tensión y diálogo entre funcionarios del gobierno estatal con los líderes del Movimiento por la Paz, unos 500 elementos militares, marinos, policías federales, ministeriales y estatales, cruzaron el puente sobre el río Balsas y llegaron a la entrada de San Miguel Totolapan, donde encontraron una nueva resistencia de miembros de esa expresión, quienes colocaron llantas y las incendiaron, además de que lanzaron piedras a los efectivos, recibiendo los proyectiles los agentes antimotines estatales en sus escudos.
También lanzaron galones con gasolina y les prendieron fuego precisamente en la entrada de la población, cuando se hacían a un lado y entraban los elementos del operativo.
Los pobladores e integrantes de ese Movimiento por la Paz no querían su presencia y les reclamaban el por qué no han detenido a Raybel Jacobo de Almonte, líder de la banda de secuestradores conocida como “Los Tequileros”, lo que con anterioridad provocó el levantamiento en armas en esa localidad, al tenerlos asolados y sumidos en la inseguridad y expuestos a un sinnúmero de plagios de sus familiares.
Sin embargo, el Movimiento por la Paz también ha sido ligado por las autoridades con el grupo criminal de “La Familia Michoacana”, contrarios a “Los Tequileros”.
Con bocinas arriba de una patrulla, usando una grabación, los uniformados les decían a quienes obstruían la vía sobre la violación que cometían al Código Penal.
El operativo que anunció el jueves el gobernador Héctor Astudillo Flores ingresó a este municipio de la Tierra Caliente por tierra y aire para tomar el control de la seguridad y combatir a los grupos delictivos de El Tequilero y La Familia Michoacana.
Esta acción se dispuso después de la irrupción de la autodefensa del Movimiento por la Paz al poblado de La Gavia, que se convirtió en enfrentamiento la noche del martes y madrugada del miércoles, y que dejó un saldo de ocho muertos, entre ellos tres vecinos de esa localidad y cinco presuntos integrantes de La Familia Michoacana, ligados a los comunitarios, quienes fueron quemados.
Esto desencadenó bloqueos carreteros en la carretera federal que conecta de Iguala a Ciudad Altamirano, además de que también fueron tendidos cercos para impedir la vialidad en comunidades y municipios de la Tierra Caliente.
En los bloqueos incendiaron llantas, colocaron palos, ramas, piedras y atravesaron camiones de volteo, vehículos particulares, del transporte público –taxis, urvans-, además de que incendiaron por lo menos diez unidades.
Los bloqueos se registraron a la altura de San José Poliutla, municipio de Tlapehuala, en la desviación rumbo a San Miguel Totolapan, impidiendo el paso a Ciudad Altamirano, donde fue incendiada una combi y una camioneta.
En Arcelia se cerraron negocios desde el mediodía, donde también los transportistas se organizaron y fueron a apoyar los bloqueos y pararon su servicio para todas las rutas, bloqueando la comunidad de Palos Altos, en el entronque hacia el Estado de México, así como la altura de la Asociación Ganadera, sobre la carretera, dejando sin paso el camino que conduce a las comunidades de Campo Morado, de Arcelia, y Valle Galeana y Santo Tomás, de San Miguel Totolapan.
Cerraron también la desviación a Hacienda Nueva, municipio de Tlalchapa, donde incendiaron un tráiler y una camioneta, y bloquearon también a la altura de Santo Niño, municipio de Arcelia, donde fue incendiado un autobús de la Estrella de Oro.
Se informó también que al parecer a la altura de Santa Ana del Águila incendiaron una combi.
Otro bloqueo se registró en el crucero de Ciudad Altamirano, en la desviación a Tlalchapa, frente al 34 Batallón, sobre la carretera federal de Iguala-Altamirano, además de otro a la altura de la población de Las Querendas, que comunica a Los Limones.
También fue bloqueada la circulación en Ajuchitlán del Progreso, a la altura de la Preparatoria de la UAGro, exactamente en la entrada, sobre la carretera que conecta a esa cabecera con los municipios de San Miguel Totolapan y Coyuca de Catalán.
Otro bloqueo se registró a la altura de Amuco de la Reforma, de Coyuca de Catalán, sobre la carretera que conduce a Ajuchitlán del Progreso.
Un helicóptero de la Policía Federal sobrevoló Tlalchapa, donde no había transporte y cerraron los negocios. Los pobladores se metieron a sus casas desde la tarde y se registró un bloqueo a la altura del crucero de Morelita, de ese municipio.
En San Miguel Totolapan, pasadas las 3:00 de la tarde, una vez dentro de la cabecera, los integrantes del Movimiento por la Paz increparon de nueva cuenta a los integrantes del operativo, haciendo que policías estatales con equipo antimotines los dispersara con gases lacrimógenos.
Durante la entrada del operativo fue detenido un menor de edad con un arma, el que estaría sujeto a una negociación para que fuera liberado.
Hubo otros 20 detenidos que eran parte de un grupo de policías comunitarios de San Jerónimo, municipio de Ajuchitlán del Progreso, a quienes señalaron de intentar apoderarse de dos helicópteros, uno de la Marina Armada de México y otro de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Versiones indican que a los detenidos les aseguraron diez armas, nueve de ellas largas y otra corta. Todos ellos fueron trasladados en helicóptero hacia Chilpancingo.
Hasta las 21:00 horas de este viernes, los bloqueos continuaban y la circulación en esa carretera de Iguala a Ciudad Altamirano se encontraba paralizada y entre la población de la región de la Tierra Caliente sólo se percibía zozobra y miedo.
No hay un saldo oficial sobre el número lesionados por todos estos hechos (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: