lunes, mayo 22, 2017

Clausuran el restaurante-bar “La Katrina”; ganó el capricho del tío del Alcalde MAL



El alcalde priista de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva (MAL), cumplió ordenó este domingo la clausura del restaurante bar “La Katrina”, ubicado en la avenida Lázaro Cárdenas, en esta ciudad capital, cumpliendo con ello el “caprichito” de su tío, Alfonso Neri Carreto, vecino contiguo del establecimiento.
Yibrán Hernández Paz y Puente, propietario del restaurante bar “La Katrina”, confirmó la clausura de ese negocio por elementos de la Dirección de Gobernación y la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal, este domingo cerca de las 20:00 horas.
Informó que en la puerta principal del restaurante bar “La Katrina”, colocaron sellos de clausura, presuntamente por no cumplir con algunas adecuaciones que habían solicitado con antelación la Dirección de Gobernación y la Secretaría de Desarrollo Urbano municipal, a pedido de Neri Carreto, quien se queja de que la música del establecimiento no lo deja dormir.
Hernández Paz y Puente, dueño de “La Katrina”, dijo que el señor Neri Carreto, quien es vecino contiguo del restaurante (pared con pared), se queja de que la música en vivo que por las noches se interpreta en el lugar “no lo deja dormir”, ya que, además, a él le gusta acostarse con las ventanas abiertas.
El dueño de “La Katrina” refirió que para demostrar que el sonido de los conjuntos musicales está en los decibeles correctos, que no provocan “contaminación auditiva o por ruido”, ha comprado un aparato llamado “sonómetro” precisamente para medir noche a noche los niveles del sonido.
Con el “sonómetro” ha demostrado que los decibeles de la música que se origina en “La Katrina” no rebasa los 60 decibeles, que es el límite que establece la Ley, además de que ese restaurante bar es el único en la zona de la Lázaro Cárdenas que cuenta con permiso oficial para ofrecer a la clientela música en vivo, manifestó.
Añadió que Neri Carreto, catedrático jubilado de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Guerrero, amparado en que es tío del alcalde MAL, quiere obligarlo a construir una barda de 15 metros de largo por 3 de altura, para que “el ruido” del restaurante “no le quite el sueño”.
Insistió que porque hasta este 18 de mayo pasado no cumplió con las presuntas adecuaciones para regular el sonido, este domingo cerca de las 20:00 horas, el alcalde MAL a través de la Gobernación y la Dirección de Gobernación y Desarrollo Urbano le clausuraron el restaurant bar. Cumpliendo con esto el “caprichito” a su tío, Alfonso Neri Carreto, ex catedrático jubilado de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), quien quiere desaparecer por completo ese negocio de la avenida Lázaro Cárdenas, de esta capital, dijo el dueño de “La Katrina”.(www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: