lunes, mayo 01, 2017

En total abandono oficial la escultura “Canto al Trabajo”



El olvido, la falta de mantenimiento y el poco interés de la autoridad municipal por los temas culturales, podrían ocasionar que desaparecieran de nuestra capital obras escultóricas monumentales como la denominada “Canto al Trabajo” que en 1988 fue decretada Patrimonio Cultural del Estado de Guerrero,
pero hoy presentan un deterioro que incluso pone en riesgo su estabilidad, pues su base está podrida y se le caen pedazos.
El “Canto al Trabajo” es una obra que realizó el escultor Víctor Manuel Contreras, por encargo del entonces gobernador Israel Nogueda Otero, y se inauguró en 1972 en la base del entonces recién construido palacio de gobierno (hoy palacio municipal), junto a la escultura “Hombre mirando al futuro”, que también fue colocada en este edificio.
En los años siguientes las esculturas fueron movidas debido a que significaban un gran peso para el edificio y ponían en riesgo su estabilidad, hoy la escultura tiene una base propia, y se le colocaron luminarias  sin embargo las placas de lámina con que se construyó han cedido al óxido y la corrosión, y es evidente que requiere de una intervención importante o en su caso que se retire porque podría caerse y lesionar a las persona que diariamente acuden al zócalo de la ciudad.
De acuerdo con información encontrada en Internet… “La escultura ‘Canto al Trabajo’ es una sucesión de figuras que en su concepción parten del realismo hacia el abstraccionismo de la forma; expresan cuatro realidades humanas en la convivencia social que tienen expresión en la entidad que son: la agricultura, la artesanía, la pesca y la minería”.
“Con el símbolo de estas actividades se da a conocer la evolución dinámica de los movimientos sociales necesarios para lograr una proyección económica del Estado de Guerrero y de su pueblo. Es una alegoría que incita a realizar un verdadero desarrollo que garantice un futuro más próspero y más justo para los hombres y mujeres guerrerenses”.
Tiene una dimensión de 15 metros de largo por cuatro de alto y  fue realizada en placas de 5 mm de espesor forjadas en frío, recortándolas con soplete de oxígeno y acetileno y unidas, cada una de sus piezas, con soldadura de arco de 60.13, borrando las uniones con soldadura tipo 60.10 a 350 amperes. Al finalizar se le dio un baño completo del mismo tipo de soldaduras a toda la superficie exterior.
La pátina se le dio primero con una limpieza de metal a base de carda y tres manos de anticorrosivo para proteger la obra de la intemperie. Se puso un tono que corresponde a los diferentes planos que la integran y en cada uno las variaciones de tonalidades en el mismo color, según los planos y volúmenes sobresalientes.
De Víctor Manuel Contreras en Chilpancingo existen otras dos obras monumentales instaladas en la alameda Granados Maldonado, que son el Monumento a la Madre y el Monumento a los Niños Héroes.
En 1988 por decreto del entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu, la obra “Canto al Trabajo” fue declarada patrimonio cultural del estado de Guerrero y de ello existe una placa alusiva. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: