miércoles, mayo 24, 2017

La reforma educativa ya no debe ser tomada como bandera política



Al convertirse en voluntaria y haber dejado de ser punitiva, la reforma educativa ya no debe ser tomada como bandera política de nadie y, como consecuencia, tampoco tiene por qué ser usada como pretexto para realizar movilizaciones, expresó categórico Abraham Ponce Guadarrama, delegado de la Secretaría de
Educación Pública (SEP) en Guerrero.
Eso sí, el funcionario federal aceptó que tras la primera evaluación al desempeño docente realizada hace dos años hubo fallas e incumplimientos por parte de la dependencia, toda vez que a los maestros que sí se evaluaron en esa ocasión hasta ahora se les reconoció ese esfuerzo.
En primer término, el ex presidente municipal de Taxco de Alarcón destacó que ahora, el espíritu de la evaluación no es fastidiar ni molestar a los maestros, sino “detectar en qué áreas algunos maestros ya no están actualizados porque la tecnología avanza a pasos gigantes”.
También enfatizó que los maestros también deben de entender que los nuevos tiempos exigen incorporarse a la cultura de la evaluación, la cual, insistió, no es de mala fe porque sólo se trata de medir la capacidad de los profesores para que se actualicen en las áreas que lo necesiten.
Reiteró que después de las movilizaciones realizadas por la disidencia magisterial en varios estados de la República, la Federación eliminó el aspecto punitivo de la reforma educativa.
En este sentido, remarcó: “ese fue uno de los señalamientos más trillados en el movimiento de los maestros, pero nunca fue una reforma castigadora; es una reforma que pretende beneficiar a los niños principalmente”.
Cuestionado acerca del incumplimiento de los compromisos por parte de la SEP para con los maestros que sí se sometieron a la primera evaluación, ya hace dos años, Ponce Guadarrama aceptó que hubo fallas e incumplimientos, ya que hasta ahora se les reconoció el esfuerzo que hicieron.
Además, comentó que ese problema se dio porque las cosas se hicieron al revés, es decir, primero se sometió a los maestros a la evaluación y después se buscó el recurso para esas plazas sometidas a concurso.
Ahora, mencionó la intención es que las plazas que sean sometidas a concurso en estos procesos de evaluación se entreguen de manera inmediata, aunque en este sentido destacó que “lo cierto es que quien autoriza las claves presupuestales es la Secretaría de Hacienda, ya no le corresponde a la Secretaría de Educación Pública ni mucho menos a la Secretaría de Educación Guerrero, y se trabaja en eso para que los pagos se efectúen en lo inmediato”.
Lo que sí dejó en claro el delegado de la SEP es que al haber dejado de ser punitiva, la reforma educativa ya no debe ser tomada como bandera política ni como pretexto para suspender clases y realizar movilizaciones. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: