martes, mayo 23, 2017

Las “cabecitas locas” del Ayuntamiento quieren ahora destrozar la Av. Álvarez


No cabe duda: en el Ayuntamiento no hay un solo funcionario con tantito cerebro. Las únicas dos personas que tenían con conocimientos y experiencia han salido de ahí como lo es Nabor Ojeda que luchaba para sacar a Capach del hoyo en que se debate y Gustavo Morlet que fungía como Secretario del Ayuntamiento
y ante tanta necedad del alcalde Leyva Mena ya había presentado su renuncia hasta por tres veces pues tanto mediocre, lambiscón e ignorante lo podían contaminar.
En contra de todas las opiniones y del más elemental sentido común, el alcalde Marco Antonio Leyva desgració la avenida Miguel Alemán dejándola con unas banquetas horribles y mal hechas, “islas” de estacionamiento reducidísimas y con un solo carril de circulación.
Lo único que vale la pena de ese tiradero de dinero es el alumbrado y párele de contar. Se trata de una burda y sucia copia de una avenida de un país centroamericano al cual se pagó viaje hasta en dos ocasiones para que las “cabecitas locas” del Ayuntamiento conocieran una hermosa avenida que hay por allá e hicieran una igual en Chilpancingo.
Para lograrlo les faltaron dos cosas: cerebro y dinero. Por eso aquella funcional avenida Alemán fue convertida en una marranada.
Como esa pésima obra le sirvió al Ayuntamiento para sacar dinero de programas federales y de sus mismas arcas, hoy planean otro atraco al pueblo de Chilpancingo: “remodelar” la Avenida Juan Alvarez y hacerla igualita de fea que la Alemán.
Los vecinos se están organizando para impedirle al Ayuntamiento tal aberración y no se cruzarán de brazos como los de Alemán que ahora se lamentan cuando que nada hicieron y tienen como única disculpa el que fueron engañados por el alcalde Leyva Mena que les prometió belleza y funcionalidad y nada les cumplió.
Dicen las malas lenguas que el alcalde Leyva Mena se apresta a lanzarse como candidato a Diputado Federal en las próximas elecciones y lo destacado de ello es su ilusión de que habrá quien vote por él y también que habrá partido que lo unja como su abanderado a pesar de la inexistente aceptación que tiene su gestión como alcalde.
Ahí está el problema de la basura que sigue sin solución y hay tiraderos monumentales por todas partes y el otro problema, el del abasto de agua tiene al pueblo de Chilpancingo sufriendo como nunca en toda la historia.

No hay comentarios.: