jueves, mayo 04, 2017

Más de 700 mdp tirados a la basura y Chilpancingo sigue sin agua: Gaspar



Los más de 700 millones de pesos que se invirtieron para solucionar el problema del desabasto de agua en Chilpancingo fueron prácticamente tirados a la basura, pues la población continúa con el mismo padecimiento ya no únicamente en la temporada de sequía sino durante todo el año.
El ex diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Antonio Gaspar Beltrán, expresó categórico que en este sentido el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le falló completamente a los chilpancingueños, porque su proyecto para traer más agua a la capital del estado fue un rotundo fracaso.
Y es que dijo que no es posible que con esa inversión multimillonaria la escasez de agua en Chilpancingo se haya agravado: “antes la población padecía de este problema nada más en la temporada de sequía, pero ahora es durante todo el año”.
El dirigente de la corriente perredista Nueva Mayoría en Chilpancingo lamentó que los supuestos expertos que realizaron el proyecto para traer más agua a la capital del estado nada más le hayan visto la cara no al presidente de la República, sino a la población chilpancingueña.
Dijo que de nada valió que con esa multimillonaria inversión se hayan perforado pozos nuevos en las cercanías de Mochitlán, porque a Chilpancingo sigue llegando la misma cantidad de agua, e incluso menos.
De acuerdo al proyecto original, recordó Gaspar Beltrán, en la temporada de sequía, a Chilpancingo llegarían cuando menos 450 litros de agua por segundo, pero la realidad es que no está llegando ni la mitad y la poca que se distribuye en los hogares es extraída de las fuentes de captación históricas que tiene la ciudad.
Por lo anterior, el ex legislador perredista consideró necesario que tanto el Ayuntamiento de Chilpancingo como los directivos de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) rindan cuentas a la población y digan realmente en qué se invirtieron esos más de 700 millones de pesos.
Lo curioso del asunto, indicó el también ex primer síndico del Ayuntamiento de Chilpancingo, es que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ni siquiera haya venido a inaugurar su “magna” obra a Chilpancingo y lo haya hecho vía “control remoto”, desde Acapulco, el mismo día que entregó a Acapulco el sistema de agua de Lomas de Chapultepec. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: