lunes, mayo 15, 2017

Repudian comunicadores la violencia cometida en agravio de 7 periodistas



Trabajadores de diversos medios de comunicación realizaron una parada cívica en el zócalo de esta capital para repudiar los hechos de violencia que se registraron el sábado en la región de Tierra Caliente donde siete trabajadores de medios de comunicación fueron detenidos por un grupo armado y despojados de sus
pertenencias entre ello equipo de trabajo, documentos personales, dinero y un vehículo.
A nombre de los comunicadores de Chilpancingo —ciudad de origen de 4 de los comunicadores afectados— Jesús Saavedra Lezama leyó la postura en la que se establece que los hechos ocurridos en un retén de civiles armados que se estableció a sólo un kilómetro de distancia del retén del Ejército Mexicano, “es un claro atentado en contra de la libertad de expresión y muestra de la falta de garantías para el desarrollo de la actividad periodística”.
“Este sábado los compañeros Sergio Ocampo, Alejandro Ortiz, Jorge Martínez, Ángel Galeana, Jair Cabrera, Hans Máximus Musielik y Pablo Pérez García, acudieron a la convulsionada región de la Tierra Caliente a una cobertura informativa y cuando regresaban a esta capital, un kilómetro antes del retén militar y policial que se encuentra en el crucero a Acapetlahuaya fueron detenidos por un centenar de hombres fuertemente armados, quienes con total impunidad los despojaron de una camioneta, teléfonos celulares, cámaras fotográficas, cámaras de video, computadoras, dinero en efectivo e identificaciones oficiales y de prensa”.
Los reporteros fueron amenazados con ser calcinados dentro de los vehículos si se negaban a entregar sus pertenencias y uno de los dos vehículos en que viajaban.
“Subrayamos que esos grupos criminales se mueven con total impunidad y nos parece extraño que hayan actuado con total anarquía en medio de dos retenes del Ejército Mexicano, lo que confirma la convivencia entre las fuerzas del orden y esos grupos del crimen organizado”, dijo el periodista.
Saavedra Lezama destacó que es grave que ante esos acontecimientos las autoridades federales y estatales no actuaron siguiendo un protocolo de búsqueda, localización y protección de los compañeros, por el contrario generaron falsos rumores al informar que los reporteros venían en camino y resguardados, lo cual no fue cierto, el traslado fue por su cuenta y llegaron solos a esta capital.
“Exigimos al presidente, Enrique Peña Nieto y al gobernador, Héctor Astudillo Flores que activen protocolos de seguridad a los siete compañeros ante las amenazas que recibieron por el grupo delincuencial, demandamos a las autoridades que cumplan su obligación de garantizar la seguridad y el libre tránsito a todos los ciudadanos y podamos vivir en la normalidad, circular por las carreteras sin el temor de ser víctimas de esos grupos criminales que mantienen como rehén a los guerrerenses”.
La parada cívica la realizaron en la base del monumento a Morelos, en la plaza cívica de esta capital y en la actividad estuvieron presentes tres de los reporteros que fueron agredidos, Sergio Ocampo, Alejandro Ortiz y Jair Cabrera, mientras que Hans Máximus Musielik y Pablo Pérez García, acudieron a la Agencia del Ministerio Público Federal a interponer la denuncia correspondiente, debido a que el primero es de origen Alemán y entre otras cosas se llevaron su pasaporte entre otros documentos de identificación. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: