lunes, mayo 15, 2017

Se agudiza la escasez de agua en esta capital



La dirigencia municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), demandó al alcalde Marco Antonio Leyva Mena, que revise la situación de negligencia e incapacidad que existe en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Capach) para atender las necesidades de la población, misma que se
muestra en las constantes protestas por la falta de agua entubada.
Asunción Martínez Ortiz, presidente del Comité Municipal del PRD, señaló que el cambio de director de la Capach que se realzó hace poco para designar a Juan Antonio Ramírez Valle, ha traído más problemas que soluciones, pues reiteradamente se han presentado protestas de vecinos, que demandan tener abasto del vital líquido.
El dirigente partidista dejó en claro que el cambio que realizó el alcalde priista de Chilpancingo, para sustituir a Gerardo Nabor Ojeda de la Peña, por  Juan Antonio Ramírez Valle, “fue un espacio de cuota de poder”, para cumplir compromisos con Manuel Añorve.
Sostuvo que Ramírez Valle desfalcó al ayuntamiento de Acapulco, por lo que no se puede esperar que ocurra algo bueno en la CAPACH bajo su dirección.

DESATIENDE INCLUSO LLAMADAS DEL ALCALDE

De acuerdo con el secretario particular del presidente municipal, el director de CAPACH ha convertido en un pequeño feudo esta dependencia al grado de que ni siquiera recibe llamadas de Marco Antonio Leyva Mena y mucho menos atiende sus recomendaciones.
El lunes de la semana pasada este reportero se acercó al presidente para informarle que en la segunda calle de la colonia del PRI desde hace más de un mes que no se tiene abasto de agua, ahí dio instrucciones a su secretario, Hugo Herrera de la O, para que se localizara al director de CAPACH y se atendiera la petición, Hugo le respondió, “su celular está en buzón, ya le intenté varias veces”.
Dos días después el reportero preguntó a Hugo Herrera si había localizado al director de CAPACH para saber que respondió respecto a la demanda de agua para la colonia del PRI, él comentó que le dijo del asunto, sin embargo es claro que este personaje no atiende las peticiones del presidente “ni el teléfono le responde, hace lo que quiere”. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: