sábado, junio 10, 2017

Confirman que en Chilapa hay decenas de familias desplazadas por la violencia



Organizaciones defensoras de los Derechos Humanos confirmaron que cientos de familias en las comunidades de Tepozcuautla, Ahuihuiyuco y Tetitlán de la Lima, pertenecientes al municipio de Chilapa de Álvarez, han sido desplazadas a consecuencia de la violencia generada por la confrontación entre grupos del
crimen organizado.
La mañana de este viernes, integrantes del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, que coordina Manuel Olivares Hernández y el colectivo Siempre Vivos, que representa José Díaz Navarro realizaron un recorrido por las 3 localidades afectadas para corroborar la información que circula en redes sociales desde el pasado miércoles en el sentido de que los grupos delincuenciales amenazaron a los habitantes de esos lugares para que se salieran de su lugar de origen o perderían la vida.
Los representantes de ambas organizaciones, al término del recorrido, aseguraron que lo que se aprecia es una "contingencia humanitaria", que debe atenderse por parte de los tres niveles de gobierno.
La amenaza, según los desplazados consistió en que si no se salían del pueblo, llegarían hombres armados a matar a quienes no abandonaran esas localidades, y les dieron de plazo desde el miércoles hasta la noche de este viernes, por lo que los lugareños tomaron documentos oficiales, un poco de ropa y lo que tuvieran de dinero para salir a buscar donde refugiarse y proteger a sus familias, dijo Manuel Olivares.
Así fue que cientos de familias abandonaran sus casas, dejando en muchos casos el patrimonio de toda su vida, confío el activista: “Muchos se fueron y dejaron sus casas, tierras, animales, enseres domésticos e instrumentos de labranza”.
Esta semana, dos cuerpos desmembrados fueron tirados en la entrada de Ahuihuiyuco con una cartulina con la advertencia de que los pobladores debían abandonar los tres pueblos, pues los que se quedaran serían asesinados.
Por su parte, José Díaz Navarro, vocero del colectivo “Siempre Vivos” explicó que durante la visita  se encontraron centros de Salud,  Clínicas, escuelas y casi todas las casas cerradas, y que lo único que encontraron abiertas eran las iglesias.
De acuerdo a los registros oficiales en Tepozcuautla había unas 400 familias, en 235 viviendas, pero ahora solo encontraron a cerca de 20 familias. En Ahuihuiyuco había mil 320 habitantes en 361 viviendas, pero casi todas las familias han abandonado la localidad, solo quedan algunas familias que piden seguridad, no solo para su comunidad sino para todas las de los alrededores.
En Tetitlán de las Limas, viven alrededor de  105 personas en 31 viviendas, la mayoría de los habitantes, los pocos lugareños piden lo mismo, seguridad para poder seguir viviendo en sus lugares de origen, porque hay algunos que tienen familiares en otras comunidades o ciudades cercanas y hacia allá se van, pero hay quienes lo único que tienen es su tierra y su hogar.
Dijeron los activistas que en las cercanías de los tres pueblos hay vigilancia policiaca, sin embargo los lugareños temen que los delincuentes regresen y cumplan con su amenaza, y es que no creen que esté garantizada su seguridad, explicó Manuel Olivares, y los policías solo ven como siguen saliendo familias completas, pero el gobierno estatal no ha hecho nada más. (NOTYMAS).

No hay comentarios.: