viernes, junio 16, 2017

Edwin estaba secuestrado y la Policía lo presentó como sicario, dicen familiares



Un joven que estaba reportado como desaparecidos desde el domingo 11 de junio, fue localizado en el interior de una casa de seguridad donde un grupo delincuencial presuntamente lo tenían secuestrado, sin embargo la Policía del Estado lo presentó como probable responsable de haberlos agredido a balazos y hoy
se encuentra a disposición de la Procuraduría General de la República y a punto de ser vinculado a proceso penal.
El martes por la tarde en las inmediaciones de la colonia Rodolfo Neri Vela, situada al oriente de esta capital, se generó una balacera en la que participaron elementos de la Policía Estatal, que de acuerdo con la información oficial localizaron la casa de seguridad y fueron agredidos por quienes estaban en el interior, con armas de alto poder, de este sitio sacaron a tres hombres y dos mujeres, además localizaron un arsenal.
De acuerdo con la versión de vecinos del sitio donde fue el enfrentamiento el pasado martes un vehículo negro se acercó a la vivienda y la atacó a balazos, les gritaban que ya los habían localizado y que los matarían como perros, sin embargo cuando una patrulla se acercó el vehículo se fue del sitio.
De la vivienda salieron 4 hombres que se fueron corriendo hacia la parte alta de la colonia, poco después llegaron los policías y al interior de la vivienda se seguían escuchando disparos de arma de fuego, además se escucharon gritos en los que se pedía auxilio por personas que dijeron estar secuestradas.
La policía ingresó a la vivienda y extrajo a cinco personas mismas que de acuerdo con un boletín de prensa dos femeninas son parte del grupo delictivo conocido como Los Rojos, y tres hombres que pertenecen al “Cartel del Sur”.
A todos ellos los ligaron con el arsenal que fue localizado en el interior de la vivienda y por ello se les presentó ante la Procuraduría General de la República.
Sin embargo los familiares del joven Edwin “n” de 19 años aseguraron que no tiene nada que ver con grupos o cárteles de la delincuencia, que él se dedica a trabajar como mecánico, que se encontraba secuestrado e incluso mostraron mensajes que les enviaron en los que les pidieron dinero para no enviarles pedazos de él.
Como prueba de que él estaba secuestrado se entregó también la denuncia de su desaparición en la que se especificó que el último día que lo habían visto fue el domingo, “el no es delincuente, estaba secuestrado y ahora le están fincando responsabilidad como miembro de la delincuencia, además aún tiene la marca de las cuerdas con que estaba amarrado y así dicen que le disparó a los policías, eso es una falsedad”, argumentaron. (Por Abel Miranda Ayala) 

No hay comentarios.: