miércoles, junio 07, 2017

Empleados de Salud temen que al centralizar la nómina se les supriman beneficios



Trabajadores de la Secretaría de Salud se manifestaron en la entrada de las oficinas centrales de esta dependencia, para demandar conocer los beneficios y perjuicios que traerá la centralización de la nómina, anunciada recientemente, y adelantaron que no permitirán que se les suprima ninguno de los beneficios con
que actualmente cuentan.
Guillermo Ramírez Solís,  médico del Hospital Civil  de Acapulco, indicó que de los beneficios que actualmente tienen no permitirán que se les quiten es el llamado “Bono del Gobernador” que se les entrega en el mes de enero, también cinco días extra de aguinaldo y el bono del día de las madres entre otros.
Demandaron también que se clarifique el destino de los recursos que les han descontado del Impuesto Sobre la Renta (IAR), mismo que no se entregó a la Secretaría de Hacienda, los mismo que cuotas del ISSSTE y FOVISSSTE, que se les descontaron y no se clarifica dónde quedaron, aunque hace unos días el secretario de salud “reveló” que se han utilizado para el pago de nóminas. Es decir, les pagan con sus propias cuotas e impuestos.
“Estamos denunciando la falta de pago del SAR y el pago de vivienda, lo cual nos está ocasionando  la pérdida de nuestros ahorros, así como el pago de los intereses de todo nuestro dinero ahorrado, por lo que estamos exigiendo es que se nos dé por bimestre cotizado, cuando menos los intereses que se están perdiendo, ya que son cinco años los que nos adeudan, más los intereses”, advirtió.
Los empleados se concentraron en la explanada frente a las oficinas centrales y se introdujeron en la dependencia para que a través de un aparato de sonido estar informando a toda la base trabajadora de los perjuicios que, según ellos,  traerá la centralización de la nómina.
Además indicaron que muchos de los trabajadores podrían ser despedidos porque sus plazas no se encuentran reconocidas en la estructura que tiene el gobierno federal, de tal forma que sólo el personal de base tiene asegurado su espacio, y todos los que laboran bajo un régimen de formalizado o regularizado, siguen siendo plazas que no tiene un techo presupuestal establecido.
Adicionalmente al problema que se tiene con la nómina, los empleados indicaron percibir un problema muy grave en el tema del abasto de insumos para la realización de su trabajo tanto en hospitales como en áreas administrativas.
“En los hospitales se han suspendidos cientos de cirugías debido a que no hay material,  porque los aparatos para esterilizar no sirven, o porque el calor es insoportable y los administradores evitan encender los sistemas de aire acondicionado, “para ahorrar”.
También tenemos que enviar a los pacientes o sus familiares a comprar su medicamento, que de acuerdo con la ley debe de entregárseles a los beneficiarios del Seguro Popular”, concluyó diciendo. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: