jueves, junio 15, 2017

Hay líderes como Abel Barrera que se quedan con el 80% de apoyos: Evencio



Tras reconocer que hay líderes de organizaciones sociales que se quedan hasta con el 80 por ciento de los apoyos que reciben para distribuirlos entre la gente necesitada, el coordinador de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, exigió a la Federación que obligue al presidente
del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, Abel Barrera Hernández, a comprobar los recursos que recibió por parte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para los damnificados que dejaron “Ingrid” y “Manuel” en el 2013.
El también ex diputado local por el Partido Movimiento Ciudadano (PMC) lamentó asimismo que después de que recibió esa cantidad de recursos, ahora Abel Barrera se oponga a la revisión del padrón de beneficiarios por parte de la Federación y criticó el hecho de que el presidente de “Tlachinollan”, pretenda desviar la atención con la exigencia de la destitución del delegado de la CDI, Lenin Carbajal Cabrera, lo cual “es una soberana ma…mucada de ese señor”.
En este sentido y fiel a su estilo, Romero Sotelo expresó tajante: “que el líder de Tlachinollán no se haga pendejo, la corrupción es corrupción así se quiera vestir con piel de oveja; es un lobo que actúa siempre utilizando a los más pobres para sacar recursos económicos”.
Cabe recordar que hace unos días, el delegado de la CDI, Lenin Carbajal Cabrera denunció que el presidente de “Tlachinollan”, no permite la verificación de los padrones de beneficiarios del programa alimentario a través del cual se destinaron 60 millones de pesos para beneficiar a damnificados de la tormenta tropical “Manuel” y el huracán “Ingrid” en la región de la Montaña, del cual “andan volando” cuando menos 20 millones de pesos que habría manejado directamente el defensor de los derechos humanos.
Cuestionado al respecto, el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos reconoció que hay un alarmante nivel de corrupción entre los líderes de organizaciones sociales y campesinas, pues hay quienes se quedan hasta con el 80 por ciento de los recursos que a través de sus asociaciones los gobiernos federal y estatal destinan a la gente necesitadao. Con esto, dijo, estos líderes sociales corruptos se convierten de la noche a la mañana en nuevos ricos dueños de mansiones y de vehículos blindados.
Aclaró que no todas las organizaciones sociales se aprovechan de los campesinos, pues hay “hay algunas que trabajan a favor del campo como la Unorca, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC-Roja) y la propia Liga de Comunidades Agrarias que aplican el 100 por ciento de los apoyos en los beneficiarios”.
No obstante, enfatizó que sí “hay algunas organizaciones como “Tlachinollán” que se quedan con casi el 80 por ciento de los recursos económicos que los gobiernos federal y estatal destinan para sus representados; hay otras organizaciones de las que omito sus nombres para no entrar en detalles, pero hay un chingo de corrupción, un madral de corrupción cometida por pseudolíderes sociales en Guerrero”.
En particular acerca de la oposición de Abel Barrera Hernández a que la Federación revise los padrones de beneficiarios, por los millonarios recursos que recibió para los damnificados de “Ingrid” y “Manuel”, Romero Sotelo aplaudió la valentía del delegado de la CDI, Lenin Carbajal Cabrera al denunciar la actitud mezquina del presidente de “Tlachinollan”.
“Desde hace años he venido diciendo que la organización “Tlachinollán” con fachada de defensora de derechos humanos, no es más que una lucradora social; siempre lo he manifestado porque conozco perfectamente su forma de actuar, donde hay dinero entra y donde no hay dinero no entra” y recordó que como opositora a la construcción de la presa “La Parota”, negoció varios terrenos, y lo mismo hizo en Carrizalillo por el pago de uso de suelo de la minera.
Asimismo, consideró como lamentable que Abel Barrera en lugar de que se preste a que se haga una revisión de los padrones de los beneficiados con apoyos por los daños que ocasionaron las tormentas “Ingrid” y “Manuel”, esté pidiendo la destitución del delegado de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, lo cual habla de un temor fundado porque no quiere que se revisen a las 16 mil familias supuestamente beneficiadas”, indicó.
Romero Sotelo pidió al gobierno federal que proceda legalmente contra esa organización que ha lucrado, “y de ser necesario que regrese el dinero no comprobado”. Que el líder de Tlachinollán no se haga pendejo, la corrupción es corrupción así se quiera vestir con piel de oveja; es un lobo que actúa siempre utilizando a los más pobres para sacar recursos económicos”, finalizó. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: