martes, junio 13, 2017

Seriedad y responsabilidad en el caso del abogado tixtleco, pide Coddehum



El presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, reiteró su llamado a la Fiscalía General del Estado para que lleve a cabo con seriedad y responsabilidad las investigaciones de los hechos ocurridos en la vecina ciudad de Tixtla donde fue
asesinado el abogado Eduardo Catarino Dircio presuntamente a manos de elementos de la Policía Estatal.
El ombudsman guerrerense dijo estar consciente del enojo que persiste entre los habitantes de Tixtla y particularmente entre los familiares del asesinado abogado Catarino Dircio, sin embargo dejó en claro que eso no es justificación para que bloqueen todos los accesos a esa ciudad, porque atentan contra los derechos de terceros.
En este sentido, señaló que la posición de la Coddehum es que la Fiscalía General del Estado lleve a cabo una investigación con seriedad y responsabilidad y que le aplique la ley a quienes dieron muerte al abogado tixtleco sea quien sea.
En cuanto al accionar de los grupos de autodefensa en la entidad, principalmente por los hechos ocurridos en San Pedro Cacahuatepec, municipio de Acapulco, donde fueron asesinados seis integrantes de una familia, Navarrete Magdaleno insistió en que el Congreso del Estado debe regular a estas agrupaciones y defina su desaparición o permanencia.
El presidente de la Coddehum apuntó que estos grupos de autodefensas o policías comunitarias deben sujetarse a un esquema jurídico que si bien les dé facultades, pero también obligaciones, ya que no pueden actuar de manera unilateral.
Puntualizó que “quien cometa un exceso, una irregularidad o un delito debe comparecer ante la justicia y no quedar en la oscuridad, a eso es a lo que me refiero cuando digo que hay que tener un esquema jurídico que dé facultades pero también obligaciones”.
Navarrete Magdaleno fue claro al afirmar que estos grupos de autodefensa deben ajustarse a la ley o desaparecer: “no hay terceras vías, o se ajustan a la ley o desaparecen porque no podemos estar en la zozobra como estamos ahorita”.
Respecto a las declaraciones del dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, en cuanto a que los policías comunitarios de esta organización actuaron porque las personas asesinadas eran secuestradores, el ombudsman dijo que eso debe decírselo a la autoridad y no a los medios de comunicación y lamentó que no haya llevado a la Fiscalía General del Estado a los elementos de la Policía Comunitaria que habrían participado en el asesinado de las seis personas, en San Pedro Cacahuatepec. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: