martes, junio 13, 2017

Tlachinollan se niega a revisar padrones de beneficiarios del programa alimentario: CDI



El delegado de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos indígenas (CDI), Lenin Carbajal Cabrera, reveló que la Auditoría Superior de la Federación inició una revisión a la ejecución de 60 millones de pesos que se aplicaron el año pasado para el programa alimentario con que se benefició a un supuesto padrón de
16 mil familias que fueron damnificados hace tres años por las tormentas “Ingrid” y “Manuel”, sin embargo el padrón no ha podido verificarse porque lo maneja directamente el líder de Tlachinollan, Abel Barrera Hernández.
Carbajal Cabrera destacó que desde las tormentas se aplicó el programa de apoyo alimentario debido a que las parcelas de cultivo fueron devastadas, sin embargo tres años después estos terrenos se han recuperado y están en condiciones de producir nuevamente el alimento que se requiere en las poblaciones de la montaña.
Recalcó que el programa en los años anteriores ha destinado 60 millones de pesos, que Abel Barrera ha utilizado a su libre albedrío, sin permitir que se revisen a quien se les canaliza el apoyo.
A pesar de eso el gobierno federal asignó 15 millones de pesos para seguir en el apoyo a las familias que verdaderamente lo requieran, sin embargo el grupo que encabeza Abel Barrera se ha opuesto a que se revisen los padrones y se hagan crucen con otros programas federales como el de fertilizante gratuito.
Agregó que debido a la negativa de abrir el padrón de beneficiarios, es por lo que se pidió a la Auditoría Federal que revise la ejecución de esos recursos en los últimos tres años y reiteró que para el 2017, el apoyo alimentario que se puede brindar a la población de la zona indígena de Guerrero es de hasta 15 millones de pesos, pues por el recorte presupuestal que hubo es lo único que se etiquetó y de lo que se puede disponer.
“Lo que pasa es que ese programa no estaba establecido fue de manera emergente en el 2013 porque se dañaron las parcelas y no había que cosechar, ya pasaron 4 años y se entiende que las propias gentes damnificadas ya debieron tener ellos como cultivar las tierras”.
Finalmente señaló que a los damnificados se les ha ofrecido un programa a través de la SAGARPA y SAGADEGRO para la recuperación de parcelas de cultivo, en el que pudieran recibir apoyo de fertilizante agroquímicos u otros requerimientos para hacer producir la tierra, además de que la mayoría de estas familias tiene apoyos de PROSPERA, del programa de fertilizante gratuito u otros programas sociales, “por eso lo que ofrecemos es hacer un cruce de padrones y entregarle apoyo a quien verdaderamente tenga necesidad”. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: