sábado, julio 15, 2017

Acatará el Estado recomendación de CNDH por el tema de los reclusorios



El vocero del Gobierno del Estado para temas de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, confirmó que el Estado recibió y acatará la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos y hará lo mismo con la que anunció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en torno al tema de los
Centros de Reinserción Social, porque reconoce que los penales de Guerrero no están cumpliendo con la función de readaptación social de quienes cometieron un delito.
Álvarez Heredia destacó que los Centros de Reinserción Social de Guerrero, durante muchos años han tenido un deterioro tal, que fue lo que provocó que un grupo de internos agrediera y matara a otro grupo de reos en el penal de Acapulco.
"Estos hechos están siendo investigados en este momento, e incluso un juez de control y enjuiciamiento vinculó a proceso a tres custodios que están señalados de coautores por el delito de homicidio calificado en agravio de 28 personas que se encontraban internas en el centro de reinserción social".
Señaló que al recibir y acatar la recomendación de la CNDH el gobierno reconoce el serio problema que se tiene al interior de los centros de reinserción social, pero en este momento no se puede establecer una postura completa porque es un tema que se está analizando en todos los niveles, pues compete a todas las instituciones de seguridad los gobiernos estatal y federal, determinar las acciones que se realizarán para mejorar las condiciones.
"Una cosa que tenemos claro es que el gobierno del estado llamará al gobierno federal, que siempre ha sido solidario para que se sumen en un gran esfuerzo que permita mejorar las funciones".
En la recomendación de la CNDH se señala que en los penales de Guerrero existen problemas de autogobierno, de hacinamiento, sobrepoblación, cobro de cuotas indebidas a los internos, insuficiencia de personal, falta de capacitación, áreas de privilegio, falta de zonas exclusivas para mujeres entre otros, mismos que el vocero indicó que en este momento no se puede precisar la postura a detalle de cada uno de los puntos.
"Conozco la recomendación y se está analizando a conciencia para poder implementar las acciones adecuadas, de entrada señalar que el gobierno de Héctor Astudillo, recibe con respeto y  acatará lo que indica la recomendación que está presentando la CNDH".
Luego agregó: "Tengo que decirlo con toda responsabilidad; el Gobierno del Estado reconoce que los Centros de Reinserción  Social han tenido años de deterioro, y aceptamos que es necesario una suma de esfuerzos de la Federación con el Estado, precisamente para poder construir los caminos que permitan la modernización y mejorar las capacidades de dichos Centros de Reinserción Social".
"En estos momentos desgraciadamente tenemos que reconocer que muchos de los casos no están cumpliendo con esta función tan importante que es la de readaptar socialmente hay quienes han delinquido y se han convertido también en focos de violencia que es inaceptable y condenable para el gobierno de Héctor Astudillo".
Finalmente señaló que como acciones inmediatas que se van a realizar para evitar que se presenten nuevos hechos de violencia al interior de los penales, la primera es culminar las investigaciones que sigue la Fiscalía General del Estado para lograr el pleno esclarecimiento de los hechos.
"En estos momentos ya se da a conocer que un juez de control y enjuiciamiento vinculó a proceso a tres custodios que están señalados como coautores del delito de homicidio calificado en contra de 28 internos del CERESO, y se ubicará a quienes tienen responsabilidades, sea directamente como homicidas de los internos y por otro lado contra aquellos funcionarios que por omisión no hicieron, no cumplieron con lo que señala la ley al respecto".
Además dijo que seguirán las requisas en los centros penitenciarios como ya se realizaron en Acapulco y Chilpancingo "seguramente va a haber otras en otros centros de reinserción social y hay un trabajo interno para poder construir todo un proceso de mejorar las capacidades de los centros de reinserción social para que no sean digamos lugares donde también se presentan hechos de violencia". (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: