miércoles, julio 26, 2017

Casas para damnificados fueron mal construidas: Protección Civil



La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) no ha planificado correctamente la edificación de las viviendas en las que fueron reubicadas familias damnificadas a consecuencia de las tormentas “Ingrid” y “Manuel”, en septiembre del 2013, particularmente en este municipio.
Marco César Mayares Salvador, secretario estatal de Protección Civil (PC), dijo que en el fraccionamiento Nuevo Mirador y en las viviendas de Zolamaitic, en Petaquillas, al sur de esta ciudad, así como en casas habitación construidas por la SEDATU en Tierra Colorada, esas familias ahora están expuestas, junto con sus bienes, a las fallas estructurales que sufren tales moradas, entre otras causas porque no se realizaron estudios de suelo y la cimentación es de mala calidad.
Comentó que PC vigila permanentemente los citados conglomerados habitacionales para que, en todo caso, se hagan las reparaciones necesarias en la cimentación de las viviendas, se terminen los taludes y se coloquen muros de contención que eviten el desprendimiento de tierra y piedras que, en un momento dado, pueden traer consecuencias indeseables.
Mayares detalló que en el fraccionamiento Nuevo Mirador de Chilpancingo se tuvo que evitar la habitación de una manzana completa por el problema estructural que tenían las viviendas, y que esta situación aún no ha sido superada.
Refirió que en el caso del Nuevo Mirador, se hizo la recomendación para evitar que no se habitara, y aseguró que se habrá de insistir en el punto hasta que se realice una obra de mitigación.
Dijo que otro caso se presentó en Tierra Colorada, en el municipio de Juan R. Escudero, por la mala construcción de viviendas para damnificados.
Destacó que en la colonia Zolamaitic, ubicada sobre la carretera Chilpancingo-Petaquillas, en donde se reubicó a gente tras el paso de los fenómenos meteorológicos citados, también se trabaja con SEDATU porque se presentó algún problema con la mala construcción de su talud de estabilización, anomalía que todavía prevalece.
Mencionó que junto al delegado de la SEDATU en Guerrero, José Manuel Armenta Tello, se está trabajando en los lugares donde hubo problema por los asentamientos en zonas irregulares. “Estamos trabajando con el delegado de SEDATU, quien está muy preocupado por esta situación, pero las recomendaciones las tenemos que hacer para evitar exponer a las personas, con el objetivo de evitar algún problema mayor”.
“Cuando se asume el compromiso de una reubicación es para evitar poner en riesgo mayor a la gente, y desafortunadamente hemos encontrado con que los lugares a donde se manda a las familias también presentan algunas dificultades”, sostuvo Mayares. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: