sábado, julio 15, 2017

En medio mes ya no será recibida en “El Platanal” basura de Chilpancingo



El próximo 2 de agosto concluye el acuerdo que firmaron el Ayuntamiento de Chilpancingo y autoridades de la comunidad de El Platanal, con la intermediación del Cabildo de Eduardo Neri, para que, hasta esa fecha, pueda depositarse en un terreno de esa localidad las 400 toneladas de basura que se generan diariamente en
esta capital.
Esto significará
Los pobladores de El Platanal manifestaron que ya no renovarán el convenio para que la basura de Chilpancingo sea depositada en ese terreno, porque dijeron que su comunidad no tiene ningún beneficio, aunque comentaron que este viernes (ayer) sostendrían una reunión con el alcalde Marco Antonio Leyva (MAL), donde analizarían el tema.
Dijeron que, incluso, empresas, comerciantes y vehículos particulares llevan sus desechos a esos terrenos, mismos que argumentan que cuentan con un acuerdo realizado con el Ayuntamiento de Chilpancingo, al que pagan una cuota para que puedan tirar ahí su basura.
“Eso a nosotros no nos deja nada, no les podemos cobrar ni 20 pesos por camioneta con basura y no ingresa nada a la comunidad”, sostuvo una mujer que prefirió omitir su nombre para evitar conflictos.
En el recorrido que realizó la Agencia de Noticias IRZA, se pudo observar que el terreno de 200 metros cuadrados, ya lleva varias capas de basura, una sobre otra, que son cubiertas con arena.
IRZA también estuvo en el denominado Centro de Transferencia de Basura, ubicado en la colonia Club Rotario de Tierras Prietas, donde los operadores de las camionetas de La Basura Jefa depositan los desechos que recolectan en la capital a cambio de un pago que les debe realizar la ciudadanía para que se lleven sus desechos de las casas y negocios, sitio donde también a ellos el propietario del terreno les cobra la cantidad de 100 por unidad para que puedan vaciar allí sus desperdicios.
En ese lugar, en Tierras Prietas, ubicado en medio de casas donde habitan familias, se observa toda la basura regada, charcos grandes de agua y el olor es pestilente, nauseabundo, con animales de rapiña, donde trabaja un grupo de pepenadores a los que el propietario también les cobra a cada uno la cantidad de 50 pesos diarios para que puedan separar lo que les sirve para su venta posterior.
Pero los pepenadores no pueden integrar grupos mayores a las tres personas, porque el propietario del terreno, de nombre Pedro Jiménez Alonso, también hace su propia separación de la basura para aprovechar los desechos reciclables y venderlos.
Pedro Jiménez Alonso es el que paga a los operadores o dueños de los camiones de volteo 900 pesos a cada uno por viaje diario y se lleven al basurero de El Platanal, de ese Centro de Transferencia los desechos sobrantes, después de que fueron pepenados. 
En ese mismo Centro de Transferencia (Tierras Prietas), los pocos camiones y camionetas oficiales del municipio, también tiran la basura. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: