martes, julio 25, 2017

La violencia sexual afecta la calidad de vida y causa daños emocional y social



CHILPANCINGO.- Con el fin de que el personal de Salud reciba información especializada para prevenir y limitar de manera inmediata mayores daños a la salud, derivados de la agresión a mujeres, así como garantizar su atención, su seguridad y promover su recuperación, el secretario de Salud, Carlos de la Peña
Pintos, inauguró el curso “Atención Médica a la Violencia Sexual”.
El funcionario estatal hizo énfasis en que todos los trabajadores de Salud pertenecen a esta sociedad guerrerense y por lo cual los exhortó a brindar atención de calidad y con calidez, consientes del papel y la responsabilidad de cuidar el bienestar físico y mental de los pacientes.
Esta capacitación tiene el objetivo de actualizar en materia de los casos de violación sexual y fortalecer el reconocimiento de la atención oportuna y de calidad, con un impacto positivo y significativo, además de prevenir  complicaciones a causa de una agresión, que afectan la calidad de vida al perpetuar los daños emocionales, biológicos y sociales.
Asimismo, unificar la aplicación de los protocolos para la atención médica a mujeres en situación de violencia, de tal manera que se alcance el ideal de la calidad de atención, independientemente de la unidad hospitalaria en la que se brinden dichos servicios.
De acuerdo a la norma oficial Mexicana 046-SSA2-2005 en cumplimiento a la Ley General de Víctimas se realiza este curso la cual está dirigida al personal médico de los servicios de Ginecología, de Urgencias y directivos de los hospitales generales del estado, que detectan y atienden a personas que han sufrido un abuso sexual.
Es indispensable capacitar a médicos y enfermeras, no objetores de conciencia para prestar el servicio de manera puntual y con perspectiva de género a todas las mujeres que viven violencia y, a su vez, se permita a las usuarias gozar plenamente de sus derechos y vivir libres de violencia.
El curso tiene como temas la atención de casos tardíos, derechos humanos, aspectos normativos, estigma, autonomía y confidencialidad, profilaxis para ITS, VIH y anticoncepción de emergencia, entre otros, dirigidos por la organización Instituto de Asistencia Internacional en Proyectos de Salud (IPAS) y el programa estatal de Atención de la Violencia Familiar y de Género.
Estuvieron presentes, el director médico de IPAS México, Rubén Ramírez Sánchez, y la Coordinadora del Área de Violencia de Género de Católicas por el Derecho a Decidir, María de la Luz Estrada.

No hay comentarios.: