sábado, julio 08, 2017

¡No somos adivinos!, justifica jefe policial ante ola de robos



El titular de la secretaría de seguridad Pública en el municipio de Chilpancingo, Esteban Espinoza Montoya, aseguró que los robos de baterías de autos que se han incrementado considerablemente en las últimas semanas las están cometiendo un grupo de “viciosos, drogadictos” que con ello obtiene algunos pesos, sin
embargo recalcó que oficialmente no hay ninguna denuncia sobre este ilícito.
El funcionario municipal reconoció que este delito del robo de baterías de auto, ha tenido un enorme incremento, sin embargo dijo no tener un argumento por el que se esté presentando, y en el pasado lograron detener a un delincuente con una batería, pero era una piltrafa, un tipo drogado y alcoholizado que llevaría a vender la autoparte para tener unos pesos y pagar su vicio.
Comentó que en esta dependencia no se tiene un seguimiento estadístico de cuántas baterías se roban al día, porque desafortunadamente la mayoría de las personas que son víctimas no reportan el agravio, “nosotros nos basamos a lo que es el reporte del servicio de emergencia 911, si los vecinos han reportados tenemos la estadística”.
Ante esta situación el jefe policiaco llamó a la población a que realicen sus denuncias de manera puntual ante cualquier incidente por pequeño que sea, pues ha pasado algunas veces  que detiene a ladrones y después tiene que ser liberados debido a que no hay una persona que lo acuse.
Por otra parte se le cuestionó sobre denuncias de vecinos de colonias aledañas a las instalaciones de la feria de Navidad y Año Nuevo, quienes aseguran que en este sitio opera un grupo de jóvenes que comete asaltos usando arma blanca, y escogen sus  víctimas entre quienes acuden a realizar ejercicio o jóvenes que ocupan el sitio como zona de esparcimiento.
“Tenemos algunos comentarios de esta situación pero no hay denuncias y no hemos detectado ninguna situación anómala”.
Indicó que no han detectado si se trata de una banda específica la que esté actuando o que es lo que pase, “si les roban un teléfono, la cartera o cualquier cosa por mínima que sea lo correcto es hacer la denuncia para que la autoridad actúe”.
Finalmente en el tema de las cinco ejecuciones que se tuvieron el pasado jueves en esta capital, reconoció que se trata de un tema delicado que genera el reporte de violencia, sin embargo es algo que sale de la atención de la Policía Municipal, pues su labor es preventiva y una vez que una persona fue asesinada pasa a ser responsabilidad de la fiscalía hacer la investigación.
Reveló que durante las horas en que se cometieron los crímenes la policía estatal recibió media docena de reportes de balaceras en diversos puntos de la ciudad, mismos que fueron verificados y se confirmó que fueron falsas, por lo que se deduce que se trató de distractores mientras se cometían los homicidios. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: