miércoles, julio 12, 2017

Policías desalojan del Palacio Municipal a empleados “rebeldes”



Empleados del turno vespertino denunciaron que el alcalde Marco Antonio Leyva (MAL) autorizó a elementos de Seguridad Pública “desalojarnos de nuestras oficinas” ubicadas en el Palacio Municipal, porque pretende imponerles de manera unilateral el turno matutino.
Los inconformes, que omitieron sus nombres por temor a represalias, este martes solicitaron urgentemente la intervención del Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCyA) y de la propia Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), porque consideraron que esta es una acción de “represión” del alcalde priista y que les están vejando sus derechos laborales.
Contaron que el lunes apareció pegada en las paredes del inmueble municipal la circular 018 fechado del 6 de julio, dirigido a los servidores municipales, que indica que el Cabildo de Chilpancingo aprobó por unanimidad el pasado 8 de febrero del 2016 la implementación de la jornada laboral en el turno matutino.
Acusaron que de manera unilateral desaparecieron el turno vespertino y jornadas acumuladas (de fines de semana), con lo que están afectando a al menos 500 trabajadores.
Abundaron que por esa razón, elementos de Seguridad Pública Municipal les dijeron que por indicaciones de Trinidad Aguirre León, directora de Recursos Humanos, se autorizó la fuerza pública para desalojarlos de sus áreas de trabajo.
Advirtieron que apelarán la decisión unilateral del alcalde priista Marco Antonio Leyva, porque la Constitución de la República Mexicana y la Ley Federal del Trabajo establecen tres turnos de jornadas laborales.
En ese sentido, agregaron que lucharán hasta las últimas consecuencias para que les respeten sus horarios de trabajo, y que MAL no los moleste más con la fuerza pública, porque tal determinación significa una verdadera represión laboral y violación a sus derechos en la materia.
También indicaron que Enfrían Zúñiga Cortez, coordinador de Enlace del Programa Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), y sus subordinados no fueron desalojados, porque amenazó a los policías con “correrlos” si intentaban sacarlos del edificio municipal, y fue así “que no los molestaron”.
“Sólo a unos cuantos que no tenemos quién nos proteja, nos están desalojando del edificio municipal, por eso nos están quitando nuestro turno laboral, pero no nos quedaremos con las manos cruzadas, le advertimos al alcalde”. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: