sábado, agosto 12, 2017

La “trata de personas”, el segundo delito más lucrativo a nivel mundial



A pesar de que está considerada como la conducta delictiva más lucrativa a nivel mundial después del tráfico de drogas, la trata de personas es un delito grave muy difícil de combatir porque normalmente las víctimas se niegan a presentar las denuncias correspondientes en contra de sus explotadores, llamados proxenetas o
padrotes.
Asimismo, aun cuando en México, en el estado de Tlaxcala —particularmente en Tenancingo— está muy arraigada esta “cultura”, a grado tal que incluso hay una festividad en honor al “Santo Padrote” y los niños aspiran a llegar a ser un proxeneta, nuestro país está considerado sólo como un destino de tránsito para el comercio sexual y laboral de hombres y mujeres, dio a conocer la directora del área de Coordinación General de Formación  y Políticas Públicas de la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos de Violencia contra Mujeres y Trata de Personas de la Procuraduría General de la República (PGR), Rosa Pérez Martínez, al impartir la conferencia “Aspectos generales de la trata de personas y la protección a las víctimas”, en el marco del 30 aniversario de la creación de la Secretaría de la Mujer.
Durante su disertación, en el vestíbulo del auditorio “Sentimientos de la Nación” y ante la secretaria de la Mujer, Rosa Inés de la O García, la funcionaria federal señaló que además de que la trata de personas es el segundo delito a nivel mundial más lucrativo, lo grave es que sigue en aumento.
Explicó que los padrotes, proxenetas o explotadores sexuales primeramente enamoran a sus víctimas, las engañan y finalmente las agreden y mantienen bajo amenazas para obligarlas a prostituirse.
Y a pesar de que la enorme mayoría son esclavizadas, el problema es que se niegan a denunciar a sus explotadores ya sea porque se enamoraron de ellos o porque son golpeadas y amenazadas pues en muchas ocasiones las amagan con asesinar a sus familias.
Dijo que generalmente los padrotes escogen a víctimas mujeres de entre 14 y 17 años de edad, que son las más fáciles de manipular y engañar y cuando ya están completamente enamoradas las obligan a dejar sus hogares y las llevan a otros estados o países y es cuando comienza el martirio para ellas porque las obligan a prostituirse y una vez en manos de los proxenetas son esclavizadas, son sometidas a explotación sexual recurrente y el dinero que obtienen por los “servicios” que prestan lo entregan a sus explotadores.
Señaló que en México es en Tenancingo, en el estado de Tlaxcala donde está muy arraigada la trata de personas, pues incluso los resultados de una encuesta realizada en ese lugar revelaron que los niños y jóvenes aspiran a ser padrones y hasta competencias hacen entre ellos para ver quien enamora a sus víctimas en el menor tiempo posible para obligarlas a introducirse en el comercio sexual.
Indicó que las mujeres que son esclavizadas y prostituidas en ocasiones son obligadas a ofrecer entre 30 y 60 servicios sexuales al día, pero además el dinero que ganan se lo entregan íntegramente a sus padrotes. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: