jueves, agosto 03, 2017

Temen violencia en la Montaña por pugna entre “grupos sociales”



Integrantes del Frente de Defensa Popular “Francisco Villa México Siglo XXI”, demandaron al Gobierno del Estado y a la Fiscalía General del Estado (FGE) investigar y esclarecer el asesinato de cinco personas en la comunidad de San Jerónimo Palantla, municipio de Chilapa, hechos ocurridos el pasado ocho de febrero
del 2015, además de que también exigen  la desaparición de las 70 órdenes de aprehensión en contra de los agremiados a dicha organización.
El dirigente de la organización, Rodolfo Colorado Ahuixteco y pobladores de San Jerónimo Palantla, ofrecieron ayer en esta Capital una conferencia de prensa para repudiar las acusaciones que les hizo el Consejo Indígena Popular (CIP), en el sentido de que tiene vínculos con la organización delictiva conocida como “Los Rojos”, y acusaron a esa organización de ser promotores de la violencia en la zona.
El pasado lunes miembros del Consejo Indígena Popular (CIP), marcharon en esta capital para demandar recursos para obras sociales y denunciaron que existen órdenes de aprehensión en contra de mujeres indígenas a las que se les acusa de haber asesinado a una persona usando fusiles de asalto conocidos como “cuernos de chivo”.
Este grupo acusó al FDP de generar una  zona de terror amparados por la protección que les da el grupo criminal de “Los Rojos”, sin embargo ayer los dirigentes del FDP, repudiaron esas declaraciones y advirtieron que son los del Consejo, quienes promueven la violencia.
Por eso, hicieron un llamado a las autoridades del Gobierno del Estado y a las de la Fiscalía General del Estado para que agilicen el proceso cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de militantes del FDP, mientras que pidieron que las ordenes de aprehensión contra los integrantes del Consejo Indígena Popular  sí deben aplicarse porque el homicidio es un delito que se persigue de oficio.
Explicó que el  conflicto en San Jerónimo Palantla  se viene dando del  pasado ocho de febrero del 2015, cuando se llevó a cabo un enfrentamiento a balazos entre integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF) con vecinos de San Jerónimo Palantla, mismo que dejó un saldo de cinco personas muertas.
“Tres días después, los integrantes de la policía comunitaria y el grupo de ciudadanos de San Jerónimo Palantla acordaron con las autoridades municipales, estatales y con el Ejército un acta de conciliación en la que se comprometieron a no agredirse”, también la CRAC-PC aceptó liberar a las 18 personas que había retenido y los pobladores desistieron de presentar alguna denuncia penal contra los comunitarios por la muerte de las cinco personas., sin embargo esto último no es posible porque el homicidio se persigue de oficio. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: